Jesus es Suficiente para nuestras relaciones interpersonales. Necesitamos tener Su presencia y poner nuestra mirada en el para poser tratarnos adecuadamente en cada relación humana en la tierra empezando en el hogar como al nivel laboral.